| PUBLICIDAD |

Cubanos sin Fronteras / Cubans without Borders

Esta página es un intento de acercar a todos los cubanos a través del conocimiento de su vida fuera de Cuba y de su quehacer en las distintas áreas de la esfera social. Serán bienvenidas todas las opiniones y proposiciones que contribuyan a destacar la vida de los cubanos en cualquier país.

Información General

Este sitio (Cubanos sin Fronteras) no tiene absolutamente nada que ver con la página que existe en Facebook con el mismo nombre, ni conoce ni tiene ningún tipo de relación con las personas que crearon esa cuenta.

Horario de Cuba / Miami
blog uhren reloj en html
»Cubanos Balseros Rescatados y Fallecidos.«    
»Cubanos Balseros Desaparecidos«
»Campaña Internacional "Cubanos Balseros Desaparecidos"«
»International Campaign "Cuban Vanished Rafters"«
» Planilla de Datos personales de los Cubanos Balseros Desaparecidos «
Cubanos Balseros Desaparecidos

www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos de un álbum llamado Cubanos Balseros Desaparecidos. Crea tu propio módulo aquí.
Grupos de Google Suscribirse al Grupo "Cubanos Balseros Desaparecidos"
Correo electrónico:
Consultar este grupo
Teléfonos de Emergencias
U. S. Coast Guard
(24 Horas)

Teléfonos de Emergencia
Contacto


Dirección Postal:

Angel Martinez
P.O. Box 261463
Miami, Fl, 33126
Buscador de Artículos en Amazon
Buscador Google
Búsqueda personalizada
Traductor
Donación

Si considera esta página interesante y quiere contribuir a su mantenimiento y desarrollo, puede hacer una donación haciendo clic en el siguiente botón. Gracias

Suscripción Gratuita
La Primavera de Cuba
Revista Conexos
Revista Conexos
Estación de Radio
Videos Música Cubana
Feeds


Libros en Red
Documentos
Metereología
Libro de Visitas
Desactivado temporalmente
Mapa de Visitas
Locations of visitors to this page

Visitas al Blog

Noticias internacionales
Publicidad

¡Publique su Libro!


Tarjetas de Regalo


Alojamiento de páginas web
(Recomendado)





Software




Búsqueda de Hoteles (en español)

Cash Back Coupon!

Libro Electrónico y ... más




Todo para el auto




Medicamentos para sus mascotas

VetShop.com - Free Shipping

Meetic España

Etiquetas
Galería de Fotos
Cubanos Balseros Desaparecidos
La Pequeña Habana de Miami piensa en un futuro sin Castro.
sábado, 1 de septiembre de 2007

31 de Agosto de 2007, 02:37pm ET

Univision.com

MIAMI (AP) - La Pequeña Habana es el corazón de la comunidad de exiliados cubanos, centro desde el que se planean numerosas actividades contra el gobierno castrista y sitio obligado para turistas por sus galerías, tiendas de cigarros y puestos de café.

Su identidad depende en buena medida de su condición de símbolo de la oposición a Fidel Castro y será interesante ver si esta franja de Miami sobrevive a la muerte del individuo que contribuyó a definirla.

Un grupo de comerciantes, artistas y funcionarios municipales piensan que sí.

En los últimos ocho años, han estado dándole vida a un barrio que alguna vez fue asociado con el bajo mundo y las drogas. Ellos, más que los militantes de la causa anticastrista o el propio líder cubano, son los responsables del florecimiento de la Pequeña Habana.

Y deben manejarse con mucho cuidado para evitar que el progreso le quite su personalidad, como ocurrió con tantos otros barrios de Miami.

"No tengo una bola de cristal que me permita saber lo que pasará cuando no estén Fidel o Raúl Castro, pero sospecho que el intercambio aumentará", señaló el pintor Augustín Gainza, un ex preso político cubano y quien fue uno de los primeros artistas que regresó al barrio. "Cuando Fidel no esté, habrá una Habana y una Habana del Norte", añadió.

Lo que hoy se conoce como la Pequeña Habana fue un pujante barrio judío en la década de 1930, hasta que los judíos comenzaron a mudarse a los suburbios o a la playa. Cuando Castro y sus rebeldes derrocaron al dictador Fulgencio Batista en 1959 e instalaron un gobierno comunista, comenzaron a llegar los exiliados cubanos.

Uno de los que vino en esa época es Pablo Cantón, quien hoy es un funcionario municipal que hace de enlace con la comunidad. Su familia se radicó en la zona en 1961, cuando él era adolescente. Pero, igual que los judíos, Cantón y muchos cubanos se mudaron a los suburbios en las décadas del 70 y el 80, a medida que aumentaban sus ingresos y el tamaño de sus familias. En su lugar quedaron los inmigrantes cubanos más pobres y centroamericanos recién llegados, a quienes les atraía la ubicación central del barrio, la abundancia de transportes públicos y los alquileres baratos.

Cantón volvió años más tarde, para trabajar con la municipalidad en la demolición de casas usadas para el consumo de crack.

"Todos tienen un pedazo de su corazón en la Pequeña Habana", expresó hace poco, mientras tomaba un café con leche en una panadería que alguna vez fue propiedad de cubanos y ahora está en manos de guatemaltecos. Cantón comparó la revitalización de la Pequeña Habana con la que hubo en Miami Beach.

"Lo mismo que sucedió en South Beach se está dando en la Pequeña Habana. South Beach estaba muy deteriorada hace algunos años y miren lo que es ahora. Es increíble", manifestó.

Las cosas empeoraron en los 80 y los 90, pero algo nunca cambió: el Domino Park, el rincón donde cubanos ancianos, luciendo sus guayaberas, se reunían para jugar dominó, fumar cigarros y charlar. Este sector siempre atrajo turistas, incluso en los peores momentos.

Jackie Sarracino, inmigrante cubana, descubrió este rincón casi de casualidad.

Su familia se radicó inicialmente en Nueva York pero se mudó a Miami para estar cerca de familiares que vinieron durante el éxodo de 1980 a través del puerto de Mariel, cuando Castro dejó que se fuesen 125.000 personas.

Una tarde, en 1999, fue en su auto a la Pequeña Habana de pura curiosidad.

"No había absolutamente nada, salvo un autobús turístico frente al Domino Park, y todos estos alemanes con cámaras colgándoles del cuello, mirando las moscas", recordó. "Se fueron y llegó otro autobús. Me pregunté "¿cuál es el atractivo de esto?". Con mi mentalidad capitalista neoyorquina, supuse que tal vez se podía hacer dinero aquí".

Una semana después, alquiló un local para abrir su primer comercio en la Calle Ocho, la principal arteria de la zona. Al principio, la gente pensó que estaba loca.

"Era uno de los lugares más tenebrosos en que he estado, con prostitución, drogas, desamparados, calles sucias", recordó desde su refinado negocio de objetos que pertenecieron a celebridades y otros artículos conmemorativos. "Al frente había un negocio que vendía cosas para funerales, con un ataúd en la vidriera".

Pero Sarracino, cuyo padre falleció al poco tiempo, estaba decidida a rendir homenaje a la historia de su país. Vendió afiches viejos y luego agregó mercancías de interés para los nietos de sus clientes, como la popular camiseta con el cartel "Hecho en Estados Unidos con componentes cubanos". A diferencia de otros comerciantes, se niega a vender mercancías con la palabra "Castro", ni siquiera si tiene lemas anticastristas.

"Toda publicidad es buena publicidad", sostuvo. "La Pequeña Habana no tiene nada que ver con él".

Sarracino comenzó a exhibir obras de artistas desconocidos en sus vidrieras y, para sorpresa de todos, se vendían. Aparecieron entonces algunas galerías en la Calle Ocho y Gainza, Sarracino, Cantón y otros organizaron ferias callejeras mensuales y consiguieron fondos para reparar una sala de cine y exhibir películas de calidad.

Ocho años han pasado y hoy hay más de una docena de galerías. Abren nuevos restaurantes y negocios de cigarros. Hay incluso un edificio que alberga varios comercios y oficinas. Se encuentra no solo comida cubana, sino también nicaragüense, peruana y tapas españolas.

"Ha cambiado, pero la historia que tiene detrás no se cambiará jamás", dijo Cantón.

En el barrio hay un pequeño Museo de Bahía de Cochinos y la casa donde vivió seis meses el niño Elián González antes de regresar a Cuba con su padre hace siete años.

Allí se reunieron miles de personas el año pasado cuando se supo que Castro tenía problemas de salud y había entregado el poder a su hermano Raúl.

Sarracino está convencida de que el barrio tiene un gran futuro, con o sin Castro.

Recientemente, un comerciante ruso entró a la galería de arte de su marido luciendo guayabera, pantalones con pliegues y sombrero de paja, como si estuviese en La Habana de 1940.

"Miren como se viste", comentó Sarracino entre sonrisas. "Todos quieren ser parte de ese misterio cubano".


AddThis Social Bookmark Button

Etiquetas:

posted by Ángel Luis. Martínez Acosta @ 10:49:00  
0 Comments:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario. Le agradecería que facilitara una dirección de correo electrónico válida en el caso de que necesite alguna precisión. Gracias.

<< Home
 
Frase del Día
Buscador Google
Búsqueda personalizada
Suscripción
Si desea recibir por correo electrónico las últimas novedades de este blog suscríbase ingresando su dirección en el siguiente recuadro. Gracias.

Ingrese aquí su dirección de email:

Delivered by FeedBurner

RSS - FEED

Suscribirse a las noticias de este Blog

Sobre mí

Nombre: Ángel Luis. Martínez Acosta
Ciudad: United States
Sobre mí:
Ver mis datos:
Sección
Buscan Personas
Sección
Personas Desaparecidas
Inmigración USA
Abogados a los que se les puede hacer consultas por internet y que publican las respuestas en la misma página. (En orden alfabético)
Artículos sobre inmigración.
Foto del Día
Ley de Ajuste Cubano
Tablón de Anuncios
Últimas entradas
Visitantes
Galería de Fotos de Personajes Cubanos
Archivos
Pelota (Grandes Ligas)
Página web de Ángel
José Martí y la República

Las ideas republicanas de Jose Marti

Otros Blogs de Ángel
almacosta

Cajón de Sastre

Caleidoscopio

José Martí - Noticias - Artículos


Sitios de interés
Humor Cubano
Fotos de Ángel

www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos de un álbum llamado almacosta. Crea tu propio módulo aquí.
Publicidad

Venta de Fotos

Descargue gratis o compre la imagen que necesite

Libros en Español

Compre música en MP3

Powered by

Free Blogger 

Templates

BLOGGER

© Cubanos sin Fronteras / Cubans without Borders Template by Isnaini Dot Com