| PUBLICIDAD |

Cubanos sin Fronteras / Cubans without Borders

Esta página es un intento de acercar a todos los cubanos a través del conocimiento de su vida fuera de Cuba y de su quehacer en las distintas áreas de la esfera social. Serán bienvenidas todas las opiniones y proposiciones que contribuyan a destacar la vida de los cubanos en cualquier país.

Información General

Este sitio (Cubanos sin Fronteras) no tiene absolutamente nada que ver con la página que existe en Facebook con el mismo nombre, ni conoce ni tiene ningún tipo de relación con las personas que crearon esa cuenta.

Horario de Cuba / Miami
blog uhren reloj en html
»Cubanos Balseros Rescatados y Fallecidos.«    
»Cubanos Balseros Desaparecidos«
»Campaña Internacional "Cubanos Balseros Desaparecidos"«
»International Campaign "Cuban Vanished Rafters"«
» Planilla de Datos personales de los Cubanos Balseros Desaparecidos «
Cubanos Balseros Desaparecidos

www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos de un álbum llamado Cubanos Balseros Desaparecidos. Crea tu propio módulo aquí.
Grupos de Google Suscribirse al Grupo "Cubanos Balseros Desaparecidos"
Correo electrónico:
Consultar este grupo
Teléfonos de Emergencias
U. S. Coast Guard
(24 Horas)

Teléfonos de Emergencia
Contacto


Dirección Postal:

Angel Martinez
P.O. Box 261463
Miami, Fl, 33126
Buscador de Artículos en Amazon
Buscador Google
Búsqueda personalizada
Traductor
Donación

Si considera esta página interesante y quiere contribuir a su mantenimiento y desarrollo, puede hacer una donación haciendo clic en el siguiente botón. Gracias

Suscripción Gratuita
La Primavera de Cuba
Revista Conexos
Revista Conexos
Estación de Radio
Videos Música Cubana
Feeds


Libros en Red
Documentos
Metereología
Libro de Visitas
Desactivado temporalmente
Mapa de Visitas
Locations of visitors to this page

Visitas al Blog

Noticias internacionales
Publicidad

¡Publique su Libro!


Tarjetas de Regalo


Alojamiento de páginas web
(Recomendado)





Software




Búsqueda de Hoteles (en español)

Cash Back Coupon!

Libro Electrónico y ... más




Todo para el auto




Medicamentos para sus mascotas

VetShop.com - Free Shipping

Meetic España

Etiquetas
Galería de Fotos
Cubanos Balseros Desaparecidos
Un hermano en busca de justicia.
domingo, 17 de septiembre de 2006
Posted on Sun, Sep. 17, 2006
DANIEL SHOER y JOAQUIM UTSET
El Nuevo Herald
En una carpeta marrón que se ha ido abultando con los años, Salomón Bejar guarda con esmero informes policiales, transcripciones de interrogatorios, reportes forenses, memorandos de la fiscalía y hasta cartas enviadas al presidente de Estados Unidos.

Entre los documentos resalta una misiva a su hermano, José Bejar, con residencia en ''el cielo'', fechada el 5 de febrero de 1998.

''Ayer cumpliste 68 años de edad y el mes pasado, el día 14 de enero, hizo 15 que te asesinaron'', reza el texto. "Te estoy haciendo esta carta para dejarte aclarado que durante todo este tiempo no he dejado de hacer gestiones para que tu asesinato no quedara impune''.

Han transcurrido 23 años desde que su hermano José fue misteriosamente asesinado en Hialeah, pero Salomón no se ha rendido en su infatigable cometido de hacer justicia, para lo cual se ha enfrascado en una cruzada personal que lo ha arrebatado emocionalmente.

''Este ha sido mi martirio, mi calvario'', confiesa Salomón, de 72 años, desde su condominio en Sunny Isles. "Perdí a mi madre y lo acepté, porque me enseñó que uno nace y va a morir un día, pero que te arranquen a un ser querido de esa forma...''.

José Bejar fue baleado dentro de un auto alquilado estacionado en el 3020 Palm Avenue de Hialeah, en compañía de su ex socio comercial, Domingo Danery Martínez, el único testigo, quien salió ileso.

El caso 83-3502, guardado en el archivo de los crímenes sin resolver, fue desempolvado recientemente por detectives de la Policía de Hialeah conmovidos por el obstinado empeño de Bejar de esclarecer lo sucedido.

Pero el paso de los años no ha hecho más que enfatizar la dificultad de un caso que frustró a las autoridades desde la noche del crimen.

Según el relato oficial de los hechos, Martínez recogió a Bejar en su casa en un Toyota Corolla para liquidar una deuda de $30,000 que tenía con su ex socio. Como Martínez no tenía efectivo, ambos decidieron visitar varias de sus tiendas para que Bejar optara por una de ellas como saldo del compromiso.

Martínez dijo a las autoridades que mientras conversaba con Bejar en el interior del auto estacionado al lado de uno de los comercios, súbitamente escuchó un ruido y vio a su ex socio desplomarse manchado de sangre. No sabía por qué, ni cómo, ni había visto a nadie disparar.

Tras rastrear el área, la policía se encontró ante un rompecabezas al que le faltaba numerosas piezas. Fuera de los escasos detalles ofrecidos por Martínez, no había otro testigo ni evidencias físicas.

Todo lo que los detectives tenían en sus manos eran cinco casquillos calibre 22 que habían caído dentro del auto, un proyectil incrustado en el marco interior del parabrisas trasero y el cuerpo de José Bejar, herido de muerte por cuatro disparos hechos a bocajarro desde fuera del vehículo.

Martínez se convirtió automáticamente en el blanco de las sospechas por la deuda que tenía con la víctima, pero siempre mantuvo su inocencia y los investigadores no encontraron evidencias que desmintieran su versión.

El Nuevo Herald se comunicó con Martínez, quien declinó ofrecer declaraciones y dijo que su ''abogado'', a quien no identificó, lo haría por él. Ni Martínez ni su representante legal devolvieron la llamada del periódico, a pesar de que se le contactó en una segunda oportunidad.

Pese a que se especulaba que había un móvil económico detrás del crimen, ante la ausencia de pruebas, la fiscalía estatal determinó que carecía de elementos para llevar el caso a juicio.

El asesinato de José Bejar pasó a ser uno de los más de 70 casos que la Policía de Hialeah guarda en su archivo de crímenes sin resolver.

Más de dos décadas después, a pesar de que no se ha agregado alguna pista nueva, los detectives de homicidios decidieron enviar de nuevo las escasas pruebas físicas al laboratorio de criminalística de Miami-Dade.

''Hemos agotado todas las pistas posibles, pero revisaremos las pruebas físicas del caso con las nuevas técnicas disponibles'', aseguró el sargento Kent Hart, de la unidad de delitos mayores de la Policía de Hialeah.

Los hermanos Bejar nacieron en el seno de una familia judía que emigró de Turquía y se asentó en la ciudad cubana de Bayamo en la década de 1920. De cinco hijos, José y Salomón fueron el tercero y el cuarto, respectivamente. Por su cercanía en edad e intereses comunes, ambos crecieron muy unidos.

Entre sus travesuras, cuando venía la zafra azucarera, acostumbraban a ir a los trenes de carga y llevarse unas cañas para comer.

''Era una de las cosas que más le gustaba'', recuerda Salomón de su hermano.

De los hermanos, José era el más apuesto, siempre rodeado de mujeres que lo pretendían, vestido con guayaberas de hilo y dispuesto a pagar la primera ronda de copas a los amigos, cuenta su hermano.

''Yo quería ser como él'', rememora Salomón. "Era la envidia de todo el mundo''.

Cuando José abandonó el negocio familiar de zapatos y pieles en 1956, a Salomón le tocó sustituirlo. Los clientes entonces comenzaron a compararlo con él. ''Me fue difícil sustituirlo, él era más popular y tenía más experiencia'', asevera.

José salió de Cuba en 1960 y se radicó en Nueva York, mientras que Salomón se exilió en Puerto Rico en 1964. Muy pronto, se reencontraron en la Isla del Encanto, donde vivieron juntos e iniciaron un negocio de zapatos.

Seis años después, José se mudó a Miami y se asoció con Martínez, a quien había conocido en Santa Clara, en 1953, durante un despacho que hizo al almacén en el que éste trabajaba.

Aunque se desconoce el por qué del asesinato y quién fue el responsable, la policía tenía la impresión de que se debió a una cuestión de negocios. ''Se sospecha que fue un asunto de negocios lo que llevó a su muerte'', se limitó a decir el sargento Hart.

Una revisión del caso efectuada por la fiscalía estatal en 1990 fue un poco más lejos en sus conclusiones, en las que señaló que José había sido víctima de un asesinato premeditado, que la deuda que Martínez le debía y el que no hubiese visto nada durante la comisión del asesinato levantaban ''un dedo de sospecha que apuntaba'' hacia Martínez, pero se carecía de pruebas para demostrarlo más allá de la duda razonable.

El arma utilizada de calibre 22 es una de las preferidas de los asesinos por encargo por la facilidad con que se la equipa con un silenciador, lo que explicaría la razón por la cual nadie escuchó el estruendo de los disparos.

Otro elemento que siempre ha despertado una atención curiosa es el papel que jugó en los negocios de los dos socios el abogado Frank Lino Díaz, quien había sido el contable de la sociedad de Martínez y Bejar.

Díaz huyó a Brasil en 1985, justo cuando se iba a declarar culpable de delitos financieros en Miami. En ese país, las autoridades lo consideraron un asociado del cartel de Medellín dirigido por Pablo Escobar. Sin embargo, nunca fue oficialmente implicado en el caso Bejar.

Salomón se enteró de la muerte de su hermano durante un viaje de negocios. Desde que arribó a Miami, al día siguiente, comenzó a buscar pistas. Al reunirse con los detectives Frank Angulo y Lorenzo Trujillo, de la Policía de Hialeah, éstos, según él, le afirmaron: "Este ha sido un asesinato perfecto''.

Seguidamente, Salomón contrató a un abogado que le cobró $5,000, y al año siguiente le entregó una declaratoria de heredero. También empleó a un detective privado que se esfumó una vez que recibió $800.

En repetidas ocasiones, Salomón se trasladó de San Juan a Miami para hacer las diligencias judiciales y reunirse con los fiscales. Al consultar con uno de ellos, una vez que éste practicaba leyes por su cuenta, Salomón le ofreció $25,000 para que encausara al culpable.

''Me respondió que eso era muy poco'', recuerda. "Cada vez que tocaba una puerta, estaba cerrada''.

Salomón no escatimó esfuerzos.

En 1990, se reunió con la ex fiscal general de la Florida Janet Reno.

Ese mismo año, le escribió dos cartas al entonces presidente de Estados Unidos, George W.H. Bush, rogándole su ayuda.

''La situación es seria'', le respondieron en una misiva del Departamento de Justicia. "Puede que usted quiera hablar con oficiales del estado de la Florida... Si cree que hubo una violación de la ley federal, debe reportarlo al Buró Federal de Investigaciones''.

Sin titubear, Salomón se dirigió a las oficinas del FBI en San Juan, donde le dijeron que no podían hacer nada.

Exhausto de tanto insistir, Salomón publicó en marzo de 1998 una carta en las páginas editoriales del Herald titulada 'La angustia de un hermano: `un crimen sin resolver aún me llena de dolor' ''.

''Si alguien tiene alguna información que pueda ayudarme a cumplir este sueño'', suplicó, ''por favor llámeme'', y adjuntó su número de contacto.

Salomón es el único de los Bejar que se ha mantenido en pie de lucha, quizá porque él también fue un amigo cercano del sospechoso. ''Yo fui íntimo amigo de él'', manifiesta iracundo.

Casi todas las noches Salomón se desvela, y si duerme tiene encuentros oníricos con José. Su obsesión ha sido tanta que sus familiares le han recomendado que deje el incidente a ``la justicia divina''.

Salomón está convencido de que tiene la razón, y por eso no se rinde. Su carácter, convicción y fuerza le han servido de apoyo. Y aunque el asesinato jamás se resuelva, está dispuesto a luchar hasta el final.

''Cuando se sepa la verdad, para mí va a llegar el descanso, porque se hará justicia, no venganza'', concluye Salomón, demostrando un residuo de esperanza. "Pero es posible que no descanse hasta que muera. Total, a mí lo que me queda es poco''.

dshoer@elnuevoherald.com
posted by Ángel Luis. Martínez Acosta @ 14:58:00  
0 Comments:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario. Le agradecería que facilitara una dirección de correo electrónico válida en el caso de que necesite alguna precisión. Gracias.

<< Home
 
Frase del Día
Buscador Google
Búsqueda personalizada
Suscripción
Si desea recibir por correo electrónico las últimas novedades de este blog suscríbase ingresando su dirección en el siguiente recuadro. Gracias.

Ingrese aquí su dirección de email:

Delivered by FeedBurner

RSS - FEED

Suscribirse a las noticias de este Blog

Sobre mí

Nombre: Ángel Luis. Martínez Acosta
Ciudad: United States
Sobre mí:
Ver mis datos:
Sección
Buscan Personas
Sección
Personas Desaparecidas
Inmigración USA
Abogados a los que se les puede hacer consultas por internet y que publican las respuestas en la misma página. (En orden alfabético)
Artículos sobre inmigración.
Foto del Día
Ley de Ajuste Cubano
Tablón de Anuncios
Últimas entradas
Visitantes
Galería de Fotos de Personajes Cubanos
Archivos
Pelota (Grandes Ligas)
Página web de Ángel
José Martí y la República

Las ideas republicanas de Jose Marti

Otros Blogs de Ángel
almacosta

Cajón de Sastre

Caleidoscopio

José Martí - Noticias - Artículos


Sitios de interés
Humor Cubano
Fotos de Ángel

www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos de un álbum llamado almacosta. Crea tu propio módulo aquí.
Publicidad

Venta de Fotos

Descargue gratis o compre la imagen que necesite

Libros en Español

Compre música en MP3

Powered by

Free Blogger 

Templates

BLOGGER

© Cubanos sin Fronteras / Cubans without Borders Template by Isnaini Dot Com